En este artículo vamos a ver cómo pintar aglomerado, sea un mueble o cualquier otra superficie, para conseguir un resultado perfecto.

Tutorial sobre cómo pintar muebles de aglomerado

¿Qué es el aglomerado?

El aglomerado es un material bastante popular en la industria del mueble debido a su fácil fabricación, su gran versatilidad y, por supuesto, un precio económico respecto a otros materiales.

Se trata de un material que no tiene una gran calidad ya que está hecho a base de comprimir y de endurecer virutas de madera que después se suele recubrir con una capa de melanina que le dará esos toques tan característicos de los muebles de Ikea como son la dureza y la durabilidad, además del brillo de los mismos. Puedes ver aquí cómo pintar muebles de melamina.

Pero si en tu caso no dispone del recubrimiento de melamina y te estás preguntando cómo pintarlo de manera correcta, aquí tienes los pasos y todo el material necesario para hacerlo.

Materiales necesarios para pintar un mueble de aglomerado

Una vez nos hemos decidido por por dar un toque de color a nuestro aglomerado, además de la pintura, necesitaremos:

  • Lija para madera
  • Cepillo para limpar
  • Selladora para madera
  • Brocha redonda
  • Brocha plana
  • Minirodillo de pelo
  • Esmalte del color deseado
  • Barniz incoloro mate

¿Cómo pintar un mueble de aglomerado?

Ahora que ya tenemos todo lo necesario, ya podemos empezar el trabajo.

Antes de continuar y en cualquier tipo de circunstancia, siempre recomendamos que cuando vayas a trabajar con materiales tóxicos tales como pinturas, lejías, esmaltes, etcétera, lo hagas siempre en espacios abiertos y con protección: guantes, gafas, mascarilla y ropa adecuada. Trabajar en espacios reducidos y sin ventilación puede provocar estrés, mareos y accidentes por imprudencia. Además, trabajando en espacios abiertos, tales como un jardín o un amplio garaje, evitas el tener que cubrir el entorno para no manchar las zonas que no quieres que se ensucien.

Desmontar la superficie a pintar

Un primer paso aunque no imprescindible, seria desmontar el mueble de aglomerado que queremos pintar. Es recomendable, siempre que sea posible, trabajar las piezas sueltas para poder pintar sobre una superficie plana y evitar las esquinas imposibles, pero no será un impedimento no poder desmontarlo. Hoy en día existen soluciones para todo.

Preparar la superficie de aglomerado

Al tratarse de una superficie rugosa que suele tener el poro abierto, el lijado será para limpiar las impurezas, siempre que no esté barnizado o pintado previamente. En caso que no sea así y la madera ya esté pintada, deberemos proceder con un lijado más completo de la superficie a pintar.

Una vez tenemos la madera lijada, la cepillaremos para dejarla limpia de polvo. Se puede pasar un trapo, pero se nos enganchará continuamente dejando pequeños pelillos que podrían estropear el resultado.

¿Quieres pintar otros elementos? En nuestro blog encontrarás consejos de todo tipo. Desde pintar correctamente cualquier superficie o material, por ejemplo a pintar plástico, pintar aluminio o pintar azulejos, a decorar todo tipo de elementos cómo por ejemplo pintar una habitación y también aprenderás trucos para pintar como un profesional con, por ejemplo, cómo pintar el techo.

Aplicar la selladora

Si tenemos la madera bien preparada como hemos explicado en el paso anterior, a estas alturas nos es indiferente que haya estado o no pintada. Lo primero será aplicar una selladora que uniformice la superficie (y el color). Este paso nos servirá para aumentar la cubrición del esmalte posterior y reducir el consumo del mismo.

Para pintar utilizaremos el rodillo de pelo ya que la superficie no es completamente lisa. En caso que nos haya sido imposible desmontar el mueble o haya algún punto donde el rodillo no llegue correctamente, nos ayudaremos de la brocha para homogeneizar la pintura.

Pintar el aglomerado con el color elegido

Una vez seca la capa de imprimación, ya podemos empezar a aplicar el esmalte elegido. En nuestro caso, al tratarse de muebles para el interior del hogar, siempre preferimos utilizar esmaltes al agua como el Tkrom Multisuperficies, ya que evitaremos los olores fuertes de las resinas sintéticas.

Aplicaremos la misma técnica que con la selladora, el minirodillo de pelo en las superficies planas y la brocha en las esquinas o socavones que pueda tener la madera.

Muebles de madera aglomerada

Una vez aplicada la primera capa de esmalte, dejaremos secar el tiempo recomendado en el mismo producto entre capas y aplicaremos una segunda con la que conseguiremos una cubrición perfecta.

Proteger la superficie pintada

No es imprescindible pero sí recomendable. Si hemos pintado un mueble que va a tener un uso frecuente, lo mejor es aplicar una última capa de algún barniz incoloro mate para aumentar la dureza y la resistencia de la superficie pintada.

¿Quieres seguir pintando todos tus muebles? No te pierdas cómo pintar un mueble de madera natural, cómo pintar muebles de mimbre, cómo pintar muebles lacados, cómo pintar muebles de formica, cómo pintar sillas de madera, cómo pintar muebles de cocina o incluso conseguir efectos únicos con cómo pintar muebles vintage.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − nueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.